Aprendizajes espontáneo y comprometido (T. Base 2)

UNIDAD 1
TEXTO BASE 2
Aprendizaje espontáneo

Según estudios realizados por Frank Smith, cuyos resultados son relatados por Daniel Cassany en su obra “Describir el escribir”, los escritores aprenden a manejar con solvencia el código escrito de la misma manera que cualquier sujeto aprende la lengua oral.


Es decir, en una primera etapa, el aprendiz realiza un aprendizaje espontáneo al leer los textos de otros, pero sin preocuparse por cómo están construidos.

Sólo le interesa el contenido, sólo importa lo que el texto dice y no cómo lo dice. Entendemos lo que se dice, pero no nos interesa aprender esa manera de decir o no tenemos consciencia de que podemos aprender a decirlo de esa forma.

Aprendizaje comprometido: leer como escritor y escribir para el lector

Sin embargo, cuando se reflexiona sobre el hecho de que los escritos de otros son, en realidad, una fuente de conocimientos sobre la escritura, la lectura se hará encaminada a observar el manejo del lenguaje y de las estructuras de esos escritos. Se realiza, entonces, un aprendizaje comprometido, comprometido con el texto y con el autor ya que al leer reescribimos el texto.

Esta lectura más atenta, no sólo en el contenido de los textos sino en su forma de construcción, es una lectura de escritor que nos lleva a reflexionar sobre cómo están escritos los textos de otros y a aprender de ellos. Esta es la manera correcta y conveniente como debemos leer si queremos mejorar nuestra forma de escribir.

A la forma de leer como escritor le sigue, necesariamente, el aprendizaje de escribir para un lector. Desde el momento que observamos la escritura de otros cuando realizamos nuestras lecturas nos vamos apropiando de las técnicas que son fundamentales para construir nuestros textos y al hacerlo advertimos que cada texto está construido para alguien.

Aprendiendo a escribir para un lector: prosa de escritor y prosa de lector

Daniel Cassany, en su libro “Describir el escribir,” expone las conclusiones de Linda Flower sobre las categorías de “prosa de escritor “ y “prosa de lector”. Al respecto, explica que cuando escribimos para nosotros mismos, cuando sólo queremos expresar nuestras ideas usando palabras que sólo nosotros podemos entender, usamos prosa de escritor. En cambio, cuando escribimos para que alguien nos entienda dando todos los elementos para que nuestro texto alcance la comunicación, usamos prosa de lector.
Cassany explica las características de ambas prosas y las sintetiza en un cuadro.

Nosotros hemos ampliado el cuadro comparativo que él presenta

cuadro1aprendizajeesp y compro

Según Cassany, Flower sugiere que la prosa de escritor “es como una etapa del proceso de composición o como una estrategia que utiliza el escritor para componer el texto; (…) es un buen instrumento para estudiar las etapas intermedias del proceso intelectual de composición de un texto escrito” (CASSANY, 1995: 131).

Para ello, es conveniente conocerla en profundidad para saber cómo solucionar las principales falencias en las composiciones de los escritores inexpertos. La prosa de escritor tiene utilidad para los escritores que redactan sobre temas que dominan poco o para aquellos escritores que no tienen suficiente práctica.

Esta entrada fue publicada en Textos Base (u1). Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.