Doctora de nuestra Facultad premiada internacionalmente

La graduada fue premiada por el trabajo de su tesis. La misma será publicada y recibirá difusión internacional. Nos cuenta sobre su trabajo, que significa esta distinción y su apreciación entorno a la investigación en la coyuntura.

En 2015 Gisela Signorelli defendió su Tesis de Doctorado en Ciencia Política. Este año fue premiada por dicho trabajo en el Instituto de la Democracia en Ecuador con la publicación y difusión internacional del mismo. Ella pasó por todos las instancias académicas de nuestra casa de estudios y considera que la distinción pone de manifiesto la importancia de la investigación social en el contexto actual.

“La Facultad de Ciencia Política y RR.II fue mi espacio de realización del doctorado. Gracias a eso también puede viajar en el programa de intercambio que fomentaba la Secretaría de Posgrado a Porto Alegre y hacer el trabajo de campo de mi tesis”, cuenta Gisella sobre el papel que tuvo la institución en este proceso. Además comenta “otra cuestión importante a señalar es que fui becaria del CONICET lo que posibilitó que realizara esta investigación con una dedicación full time”.

Cinco años le llevó concretar su trabajo de doctorado y su publicación era una deuda pendiente que la autora tenía, ya que hasta ahora, solo habían sido publicado fragmentos en diversas revistas. A fines de 2015 ya había recibido un premio de CLAD (Click aquí para ver fragmento).

La tesis de Doctorado por la que fue premiada se titula: “Una mirada alternativa al territorio en tres ciudades descentralizadas y participativas: las experiencias de Montevideo, Porto Alegre y Rosario (2002-2012)”.

Gisela señala dos aportes que considera principales en su investigación: “por un lado, la perspectiva comparada no sólo desde una mirada cuantitativa sino sobre todo, cualitativa de los casos” y por otro lado indica “se realizaron más de 105 entrevistas a actores relevantes por lo que es, a mi entender, el otro gran aporte del trabajo: analizar el impacto de las políticas de participación ciudadana en un sentido resdistributivo pero no sólo desde lo material (obras) sino desde el simbólico (como un modo de acceso al derecho a la ciudad)”.

Signorelli considera que el premio es el broche de oro para el cierre de una etapa muy importante en lo profesional y académico que abre puertas y que “muestra una vez que lo que hacemos los docentes-investigadores de la Facultad es bien valorado en el mundo. Lo que debe impulsar a seguir aún en coyunturas más difíciles como las actuales”.